CONSIGUE UN DOBLE ORGASMO CON ESTOS MÉTODOS

cn305h
Por lo general, solemos considerar el orgasmo vaginal y el clitoriano como entes separados cuando, en realidad, pueden alcanzarse al mismo tiempo. Vale, no es sencillo lograr este combo perfecto del placer y, desde luego, es más difícil que llegar a uno u otro clímax por separado pero es posible lograrlo con un poco de práctica. Hoy os dejamos los métodos para que podáis conseguir estos dobles orgasmos que harán que vuestros ojos se pongan en blanco:

MEDIANTE LA MASTURBACIÓN

La masturbación es la forma más sencilla de alcanzar este orgasmo combinado, pues tendremos una mayor libertad de acción, y, dado que la técnica es un poco complicada, es muy probable que tengamos que practicar nosotros mismos antes de lograr explicar el asunto a nuestra pareja.

Debes empezar estimulando tu clítoris con la mano o un juguete sexual que, más adelante, no requiera de tus extremidades.
Cuando empieces a estar a tono, utiliza un vibrador especial para el punto G, uno de los juguetes sexuales más populares, cuya pequeña curvatura permite estimular la zona eficazmente. Tienes que estimular las dos zonas erógenas al mismo tiempo hasta que alcances el clímax.

La clave para tener éxito reside en esperar hasta estar lo suficientemente excitada antes de utilizar el vibrador, porque el punto G no se manifiesta, por así decirlo, hasta que se está realmente a tono.

MEDIANTE EL SEXO ORAL

El procedimiento es similar que en la masturbación: primero hay que estimular el clítoris y, después, cuando ya estás lo suficientemente excitada, ir a por el punto G. Lo ideal es que tu pareja se centre en el cunnilingus primero y, cuando estes a tope (pero antes de que alcances el clímax), utilice su dedo para poner en marcha el orgasmo vaginal.

sexo-oral-sexy-1

La forma más sencilla de alcanzar el superorgasmo es dejar que tu pareja estimule tu clítoris oralmente mientras tu utilizas el estimulador del punto G.

No es sencillo para alguien que no seas tú encontrar el punto G y saber excitarlo, por ello debes ayudar a tu amante en todo el proceso (algo para lo que suele ser indispensable haber experimentado antes con el asunto). Para ello, tumbate en tu cama de espaldas y apoya las piernas en alto. Pídele que inserte un dedo en la vagina, con la yema hacia arriba. Tu punto G tiene que estar a medio camino entre la abertura de la vagina y el cuello uterino y su superficie es un poco áspera. Para el orgasmo doble tu pareja deberá estimular la zona sutilmente, mientras sigue trabajando con tu clítoris.

MEDIANTE EL COITO

Lograr el orgasmo combinado gracias a la penetración es el “más difícil todavía” pero si se escoge la postura adecuada, puede lograrse.

Os recomendamos empezar estimulando el clítoris en los preliminares, mediante los dedos o un juguete. Entonces, cuando estés realmente excitada, empieza a copular en la posición del perrito, que es la mejor para que el pene estimule correctamente el punto G. En vez de tener los brazos rectos baja el tronco de manera que puedas apoyarte en los codos, esto hace que se incline la pelvis, lo que permite la máxima estimulación posible.

La clave en los tres métodos reside en empezar a estimular el punto G cuando estás a punto de alcanzar el orgasmo clitoridiano, para lograr que ambos coincidan en el tiempo. Repetimos, no es sencillo, pero lo peor que te pueda pasar es que sólo alcances uno de los dos, cosa que tampoco es para echarse a llorar.

Recuerda que en nuestra Tienda Online podrás encontrar todo tipo de Vibradores de Punto G para ayudarte a conseguir esta combinación de orgasmos. Esperamos que muchos de vosotros consigáis este orgasmo doble… una vez lo probéis, no querréis otro!

Post Relacionados

Deja una respuesta